terça-feira, 31 de julho de 2018




Esta mañana
Había una alfombra de gaviotas en la orilla dorada del mar.
Esta mañana había plateadas barcas de pesca pero no había olas.
Esta mañana entraba en el puerto
Un buque grande de cruceros
De los que hacen soñar con paisajes exóticos
y amor en noches de luna llena.

Pero esta mañana no había veleros
como aquel en que nos gustaría
surcar las rias gallegas,
escuchar el silencio,
darnos las manos
y querernos mucho.

Soror Saudade


0 Comentários:

Enviar um comentário

Subscrever Enviar comentários [Atom]

<< Página inicial